MEJOR PRECIO
GARANTIZADO

La historia de Yavi


El hombre se estableció en la región de La Puna hace unos diez mil años. 

En el período reciente, los pobladores originarios eran los Chibchas "Omaguacas" de ascendencia Aymara, mismos que dieron su nombre a la 

famosa Quebrada de Humahuaca. Estos poblaron la Quebrada y todo el norte de Jujuy. Eran agricultores, alfareros y producían tejidos de lana de 

llama y vicuña y conocían también la metalurgia.


La zona fue incorporada al vasto imperio inca hacia 1470 y la traza del Camino del Inca los vinculó con la capital del imperio en Cuzco, Perú.

Luego de la conquista del Perú por parte de los españoles, estos recorrieron el Camino del Inca y hacia el año 1537 exploraron los parajes de la 

Puna y la Quebrada. Para el 1594 subyugaron finalmente a los Omaguacas y los nativos fueron encomendados a trabajar en las minas o en los 

campos ocupados, el sobrepastoreo del ganado introducido por los europeos (cabras, ovejas y vacas) llevó a una creciente desertificación de la 

zona.


Hacia el año 1574 un terrateniente español, don Gutierrez Velázquez (también Bernárdez) de Ovando, el que había sido nombrado por sus servicios

 “Alcalde de la Villa de Tarija” recibió de la Corona española las tierras que comprendían la región de Tarija y toda su área de influencia, además de 

otras que le habían sido otorgadas en la encomienda de Humahuaca (en la Quebrada de Humahuaca) en el año 1593, las que fueron cedidas a su 

cuñado Juan Ochoa de Zárate, hijo de Pedro Ortíz de Zárate y Zárate, partícipe de las dos primeras fundaciones de la ciudad de Jujuy.

Uno de los siete hijos de don Gutierrez Velázquez de Ovando, don Pablo Bernárdez de Ovando y Zárate, quien quedó en administración de los 

bienes de su padre hasta 1669, fundó una gran empresa territorial y de producción que abastecía de tejidos, cueros, carne seca, vinos y otros 

productos, a las minas de Potosí y Lípez. Luego a las heredades de su padre, sumó las que había recibido en herencia su esposa, Ana María

Mogollón y Orozco (nieta de uno de los primeros pobladores de Tarija: Juan Mogollón y Acosta), y otras que adquirió por diferentes vías. En el año 

1654 obtuvo la “Tercera Vida” de la encomienda de Casabindo y Cochinoca que había quedado vacante, y en 1666, en retribución a su participación 

en la guerra Calchaquí, se le otorgó el derecho a una vida más de esta encomienda. También, por sus servicios militares en la “pacificación de la

 Puna”, el gobernador de Tucumán lo nombró Maestre de Campo y luego Teniente General del Ejército del Tucumán.

Desde el momento en que recibió la encomienda, la hacienda de Yavi pasó a ser su residencia principal, por lo que la mano de obra indígena de 

estas comarcas pasó a trabajar sus propiedades en Yavi, La Angostura y Tojo. Esto determina el origen de las propiedades que luego formarían 

parte del Marquesado de Tojo.


La importancia de la localidad de Yavi radicaba en su ubicación estratégica a la vera del principal camino terrestre ("Camino Real") que comunicaba 

el Río de la Plata con el Alto Perú (actual Bolivia) y el Virreinato del Perú, un oasis natural de ricas pasturas, cruzado por el Río de Casti (Yavi), de 

cauce permanente, en medio de la puna jujeña.


Pablo Bernárdez de Ovando falleció en 1676 convirtiéndose su única hija viva, Juana Clemencia Velazquez de Ovando y Mogollón que había nacido 

en Tarija en 1667, en la única heredera de tan extenso patrimonio, dos años después y como era menor de edad, su madre y un tío maniobraron a 

fin de casarla con el maestre de campo don Juan José Fernández Campero y Herrera, un hidalgo nacido en 1645 en Abionzo - Cantabria, que había 

llegado como miembro del séquito del 17° Virrey del Perú, Pedro Antonio Fernández de Castro décimo Conde de Lemos.

El matrimonio se celebró el 5 de agosto de 1678, contando Juana Clemencia con once años de edad, ese mismo día levantó su protesta ante 

escribano público declarando que su matrimonio era forzado por su madre y su abuelo materno, aunque luego rectificó estas declaraciones 

aduciendo que habían sido impuestas por su padrastro, don Pedro de Santisteban.

La heredera universal de los bienes de los Ovando murió de sobreparto el 30 de diciembre de 1690 sin dejar descendencia y quedando como único 

heredero de todas sus posesiones, incluyendo el derecho a la encomienda de Casabindo y Cochinoca, su esposo don Juan José Fernández Campero. 

Para entonces Fernández Campero ya había ingresado como Caballero a la Orden de Calatrava y en 1705 obtuvo de Felipe V la prórroga de la 

encomienda de Casabindo – Cochinoca por otras dos vidas más y en 1708, a los sesenta y tres años, el título de Marqués.


“Otorgado por el rey atendiendo a sus méritos y nobleza y especialmente al servicio de quince mil pesos escudos que el hidalgo tuvo que 

desembolsar a la Corona”



Turismo en Yavi


Como todo pueblo lo mas recomendable es caminarlo, ya que siendo un "Lugar Histórico Nacional" conocer la casona que fue la residencia de los 

Marqueses de Tojo y visitar la iglesia, que son ambos "Monumentos Históricos Nacionales", recorrer el río en cuyas márgenes es posible visitar 

pinturas y grabados rupestres, ir de excursión a Laguna Colorada donde se pueden observar petroglifos de antiguas civilizaciones, es una 

experiencia fascinante.

Recorrer las comunidades cercanas de San José, Casti, Lecho, Suripujio, Cajas, Inti Cancha y Quirquinchos donde se puede interactuar con las

costumbres y tradiciones de los habitantes de estas comunidades rurales, es encontrarse con la cultura y la hospitalidad de nuestra gente.

Luego, siguiendo por las rutas que nos vinculan con la Provincia de Salta, visitar Santa Victoria transitando por la famosa "Cuesta de Lizoite", o

Nazareno por el Abra de Cóndor y el paso de Fundición a 5050 msnm, además Yavi es la base ideal realizar los recorridos por los diferentes y 

maravillosos circuitos de nuestra Puna Jujeña.


CIRCUITOS TURISTICOS DE YAVI


La Puna conserva innumerables sitios con arte rupestre precolombino y en toda la región existen

huellas de la presencia del hombre de miles de años atrás, prueba de esto son las pinturas

rupestres en el pueblo de Yavi, Yavi Chico y el Angosto. El Antigal en la localidad de Yavi Chico y los

Petroglifos en Laguna Colorada, como asi también varios sitios de yacimientos arqueológicos.


  • CASA HACIENDA DE LOS MARQUESES

Ubicada hacia el norte de la iglesia, en la casa actualmente funcionan una Biblioteca y el Museo.

Esta mansión de estilo colonial alojó la Corte del Marquesado del Valle de Tojo y a personajes ilustres de nuestra historia, como Mariano

Moreno, Manuel Belgrano y Juan Manuel de Pueyrredón.


Durante las Guerras por la Independencia fue escenario de numerosos combates. En Yavi se

organizó un ejército cuyas tropas escribieron páginas de gloria en la historia argentina.

“Según un relevamiento de combates, algunos registrados en la Puna Jujeña fueron: Cangrejos,

Casabindo, Cochinoca, Colpayo, La Quiaca, Puesto del Marqués, Rinconada, Tres Cruces y Yavi,

estos combates se libraron en entre 1810 y 1821.

Un hecho tan trascendental fue el ocurrido el día 15 de noviembre de 1816 donde la violencia

enceguecida de quienes negaban aceptar nuestra independencia, tiñeron de rojo el paisaje de este

pueblo tan sufrido, tomando prisionero al último Marqués y a la población entera del pueblo la que fué utilizada como salvoconducto para el 

traslado del Próser hacia Lima, no retornando ninguno de éstos con vida.

Cartas, oficios, documentos patriotas y realistas, registran los sucesos de la época, lo que permite

reconstruir episodios soslayados, en detrimento de la verdad histórica en torno a la participación

de los habitantes de la Puna en esta etapa fundacional de la República Argentina.”


En el Museo Provincial Casa Hacienda del Marquesado de Tojo se organizan muestras, exposiciones, concursos y visitas guiadas. En tanto que en la 

Biblioteca Popular “La Unión Aspirante de Yavi”, fundada el 31 de Agosto de 1911, se guardan testimonios y es un único rastro de un Yavi de otras 

épocas en que los comerciantes del pueblo, de vocación sarmientina, cultivaban el afán por la lectura.


  • IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO Y SAN FRANCISCO

La Histórica capilla de Nuestra Señora del Rosario y San Francisco cuya construcción comenzó en 1682 tardó ocho años en finalizarse. Fue 

modificada varias veces durante el período del Marquesado.

Su techo, actualmente de tejas españolas, originalmente era de torta de barro sostenido por troncos rústicos.

Posee un atrio encerrado por un muro bajo y una única torre del lado derecho. Consta de una nave principal y una pequeña nave lateral, la Capilla 

de las Ánimas, que conforma la construcción más antigua y en base a la cual se construyó la Iglesia.

Se destacan la estructura de madera del coro y las tallas de los tres retablos, el principal, el lateral, el de la capilla y el púlpito. Se debe notar que la

 suave luz difusa y el dorado que prevalece en el recinto es debido a las placas de alabastro o jaspe que cubren los vanos de las aberturas.


  • EL MOLINO

El antiguo molino, restaurado en el año 2019 y que fuera utilizado para la molienda de los granos, es movido por el agua de una acequia

canalizada hacia su noria, está situado detrás de la iglesia hacia el sur.

Molía el trigo y el maiz de la región para producir harina.


  • LA PLAZA DEL PUEBLO

Ubicada sobre calle Lavalle no está ubicada frente a la iglesia sino algo distante ya que la iglesia era la capilla Palatina de los Marqueses.


  • EL MIRADOR

Ubicado al norte del pueblo por Avenida Senador Pérez o Av. de las Carretas, hacia el final de esta, tiene una vista panorámica del pueblo, el río y los

campos de Casti.


  • LA CASCADA

Vertiente natural en una gran grieta entre paredones naturales, entre cavernas y rocas caídas al márgen derecho de la quebrada del Río de Yavi. 

El camino se encuentra natural y en un recorrido de 3 Kms entre tolares y sauces pinta un paisaje extraordinario, un lugar tranquilo y lleno de 

energia.


  • LAGUNA COLORADA

Es un destino al que se llega en un trekking o en vehículo luego de recorrer 5 kms por ruta enripiada y 3 kms por senda, apreciando un paisaje 

distinto al que se ve desde la zona baja, es atractivo descubrir entre las rocas pinturas rupestres y petroglifos, hasta llegar a la Laguna Colorada en 

donde se pueden apreciar una gran cantidad de ellas, estas son las pinturas rupestres más destacadas de la Puna.

Para observarlas en su totalidad hay que recorrer aproximadamente 500 metros.

Estas valiosísimas pictografías se encuentran a cielo abierto, y se pueden distinguir imágenes de los pueblos primitivos, figuras humanas, llamas, 

espirales, etc., así como sus costumbres y actividades.

Es zona totalmente preservada.

FORMAS DE PAGO


Transferencia Bancaria

MercadoPago

Tarjeta de Crédito

+54 3885 490380

+54 9 3885 490380

Ubicacion

Facebook

Instagram